sábado, 4 de enero de 2014

La insensibilidad humana no tiene límites





La Policía Municipal de Madrid ha rescatado nueve galgos abandonados sin comida ni agua en La Cañada. Cuatro de ellos se hallaban encerrados en una furgoneta y tres atados con alambres en un redil. Los otros dos restantes fueron recogidos en el instante en que su dueño salía de la casa con ellos, uno de ellos una galga que no podía apenas mantenerse en pie dada su desnutrición.

La insensibilidad humana no tiene límites. Siempre pongo el mismo ejemplo: si hay personas que son capaces de abandonar al abuelo/a en un asilo o en una gasolinera para irse de vacaciones ¿cómo no se van a maltratar y abandonar perros?

Tengo una buena amiga de aquí de Madrid que busca siempre casas de acogida para perros y gatos abandonados, hasta que les encuentra una familia que les adopten. Y otra buena amiga en Barcelona que se ha apuntado al programa de casas de acogida y ahora tiene un precioso galgo negro en su casa, a la espera de que le comuniquen que ya tienen familia para Indi, que así se llama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario