Ir al contenido principal

Los tesoros de Canalejas regresan a casa





Buenos y nublados días desde mi Madrid del alma :)

Hay un dicho popular que dice “el hombre propone  y Dios dispone” al que se le suele añadir la coletilla peyorativa de “y la mujer lo descompone”. Pues bien, no ha sido una mujer precisamente quien ha descompuesto nuestros días de reposo junto al mar. No diré el nombre, de todos bien conocido, porque podría escribir una larga lista de atributos nada halagüeños. La cura de reposo tendrá que esperar a pesar de la ciática que harta me tiene ya.

Tenemos una temperatura de 5,9 grados, 95% de humedad y ausencia de viento. Para hoy se prevé riesgo de lluvias y una temperatura máxima de 11 grados. Estos últimos días gozamos de temperaturas más cercanas al otoño que al crudo invierno, aun así, ya dice el refrán que “en enero, frío o templado, pásalo arropado”. El Sol se pondrá a las 18,07 y la Luna a las 5,22 de la madrugada.

Los  santos de hoy son: Higinio, papa; Teodosio. Palemón, abad de la Tebaida. Tomás, franciscano. David I, Rey de Escocia; beato Bernardo Scammacca, dominico; Leucio, obispo y confesor. Honorata, virgen; Salvio, obispo y mártir. Así que muchas felicidades a los que celebren su onomástica en el día de hoy.

Tal día como hoy de 1505 Fernando el Católico proclamó en Toro (Zamora) reina de Castilla a su hija doña Juana que pasó a la historia con el sobrenombre de “la Loca”. No llegaría a reinar nunca, su padre y su hijo Carlos I de España y V de Alemania la mantuvieron encerrada en el castillo de Tordesillas de por vida, argumentando una enfermedad mental provocada por los celos hacia su marido y, posteriormente, el dolor que le produjo su muerte. De nada sirvió el levantamiento comunero que la reconoció como reina.

Tal día como hoy, Josep Stalin ordenó deportar a León Trotsky uno de los organizadores de de la Revolución de Octubre que permitió a los bolcheviques tomar el poder en 1917.

Para los nacidos en el día de hoy Amalia de Villena, de 20minutos Madrid, les dice que «el exceso de seguridad en ti mismo puede verse como un rasgo de prepotencia. No pienses solo en ti y trata de controlar tu actitud cuando estás en público, o alguien te reprochará tu forma de ser. Si quieres vivir en sociedad tienes que intentar limar pequeños aspectos de tu personalidad».

Pues eso, heme aquí de nuevo, con el resumen de prensa habitual y lo abrimos con una buena noticia: las rejas así como las vidrieras del lucernario del antiguo Banco Zaragoza, situado en la calle de Alcalá, regresan a casa después de una profunda labor de limpieza y restauración. Nos lo cuenta el ABC con fotos incluidas del antes y el después.

La asociación Madrid, Patrimonio y Ciudadanía alertó de la posible pérdida de estos elementos protegidos y que, afortunadamente, no se han “perdido” por el camino. Algo es algo.

Sin embargo, es lamentable que tengamos que asistir impotentes al destrozo del interior de estos magníficos edificios representativos de principios del siglo XX. El vaciado de un edificio para dejar solo la carcasa es una práctica ya generalizada en Madrid. ¿Se imagina alguien que, en una restauración del interior del Palacio Real, sea vaciado para “modernizarlo”? ¿Cómo es posible que distintas denuncias como las del Colegio de Arquitectos de Madrid o de los arqueólogos de la Comunidad de Madrid caigan en saco roto?

“Poderoso caballero es Don Dinero”, como decía Quevedo. Y el Ayuntamiento, en colaboración con la Comunidad de Madrid, ha permitido este irreparable destrozo. La Historia les pondrá a cada uno en su sitio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII