Ir al contenido principal

Los flamantes aseos de la estación de Atocha, no aptos para discapacitados





Y terminamos por hoy el resumen de prensa con una chapuza, o mejor aún, la gran chapuza.

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid denuncia que los aseos de pago de la estación de Atocha, no están adaptados para personas discapacitadas. Son ya varias las denuncias de este colectivo que han pagado «por unos servicios que no están adaptados a sus necesidades», según informa 20minutos Madrid.

Pues estamos bien, tanto dinero y tanta publicidad para “vendernos” unos aseos de “diseño” y resulta que los discapacitados no pueden usarlos.

Para empezar, la puerta que da acceso al cuarto para los discapacitados no se abre por completo, por lo que los que van en sillas de ruedas no pueden entrar. Y para colmo de males, tienen que compartir aseo con el inodoro infantil.

Seguimos siendo el país de la chapuza, queremos ponernos a la altura de Europa y lo hacemos mal. Unos aseos que nos los vendieron como lo más plus, con tienda de productos de baño incluida, y una decoración “chachi piruli” y resulta que no pueden ser usado por todos indistintamente. Y encima, hay que pagar por usarlos.

Y claro, ahora toca arreglar la chapuza mal hecha, o sea, otra chapuza.

¡Señor, señor, qué país!

http://www.20minutos.es/noticia/2039133/0/aseos/atocha/discapacitados/



¡Que disfrutéis de este sábado soleado y con buena temperatura!

Gracias como siempre por vuestros “me gusta” y “compartir” (feisbuc), “retuits” (tuiter) y Google+. Para mí es un placer escribir los resúmenes de prensa, siempre que el tiempo y la autoridad (en este caso mi espalda) me lo permitan.

¡Besos y abrazos a los presentes y ausentes!
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII