sábado, 18 de enero de 2014

Chinchilla.



Entre la Gran Vía y la calle de la Abada. 

El nombre de Chinchilla lo tomaba del alcalde y magistrado Francisco Chinchilla, que tenía su casa en este lugar y que a pesar de que prohibió tirar inmundicias en su calle, nadie la hacía caso. 

Cierto día vio a una mujeres pelando unas aves muertas en su calle y al preguntarlas contestaron que las habían encontrado allí mismo y que el día anterior, incluso habían hallado una lechuza que les sirvió de comida. Como le alcalde las arrestó, al día siguiente apareció una lechuza clavada en la esquina de su casa. Por este motivo, la calle fue conocida por un tiempo con el nombre de Lechuza y en 1835 lo cambió por el de Chinchilla.



Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario