jueves, 30 de enero de 2014

Una tropelía más





 Y terminamos con una tropelía más de las que ya nos tiene acostumbrados el Ayuntamiento. Nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa de Madrid ha firmado la sentencia de muerte del edificio del paseo del Prado 30 con la aprobación de la construcción del Museo de Artes, Arquitectura, Diseño y Urbanismo, el museo que se quiere dedicar a sí mismo el arquitecto argentino Emilio Ambasz. Las obras durarán dos años.

Otro edificio más para el extenso catálogo del Madrid desaparecido. Un libro que promete ser más gordo que el Libro de Petete.


¡Que tengáis buen jueves!

No hay comentarios:

Publicar un comentario