Ir al contenido principal

ADIOS A JOCKEY


Madrid ha perdido el restaurante de mayor fama a nivel mundial. Un restaurante donde comieron personas tan famosas como Frank Sinatra y Grace Kelly, así como numerosos jefes de Estado y monarcas extranjeros. Un restaurante del cual eran asiduos los reyes actuales de España. Un restaurante que fue el elegido por Felipe y Letizia para el cátering de su boda.Un restaurante donde comía la aristocracia, empresarios y políticos. Un restaurante de lujo: Jockey.

La noticia viene a doble página en El Mundo en Orbyt, pero quien no esté suscrito no lo puede leer, así que os hago un resumen. Abrió sus puertas en 1945 y cuentan que las únicas direcciones que traían los turistas selectos al llegar a Madrid eran dos: el Museo del Prado y el restaurante Jockey, situado en la calle Amador de los Ríos.

Su fundador Cleobaldo Cortés apostó en los años de posguerra por un restaurante de elite que, tras 67 años ininterrumpidos, ha sucumbido a la crisis económica tan brutal que estamos padeciendo todos los españoles desde hace cinco año.

En 2010 estuvo a punto de cerrar pero fue salvado in extremis por varios socios, entre ellos algunos clientes asiduos y, tras una profunda reforma del local, abrió de nuevo bajando el precio del menú de 120€ a 75€. La crisis ha obligado a echar el cierre de tan selecto restaurante al cual los hombres no podían entrar sin chaqueta y corbata y no se admitía a nadie sin reserva previa. El 31 de julio colgó el cartel de "Cerrado por vacaciones" y ya no ha vuelto a abrir sus puertas. Todo el personal fue despedido.  

Jockey no es el único que ha cerrado, antes lo hicieron Balzac, Clubr 31, Príncipe de Viana...

Como señala Lorenzo Díaz, experto en grastronomía «el siglo XIX no puede explicarse sin Lhardy; el XX pasa por Jockey, el gran templo de la gastronomía madrileña (...) uno de los restaurantes más concurridos por la flor y nata de la alta sociedad europea».

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

El Corte Inglés era inicialmente una tienda dedicada a la sastrería de ropa para niños. En ella se “cortaba” telas para la confección de la ropa.  Esta tienda abrió sus puertas en 1890 en la calle de Preciados esquina a Rompelanzas y Carmen. En 1934, Juan Gordo Centenera, su propietario, se la vendió a Ramón Areces por 150.000 pesetas.  Areces, que había emigrado a los quince años a La Habana (Cuba), cogió la idea de un gran almacén –tal como lo entendemos en la actualidad- de los almacenes El Encanto, de dicha ciudad, donde trabajó como aprendiz junto a su tío César Rodríguez.  Una vez en Madrid, comenzó con siete empleados en 1934 y, en 1940, trasladó el establecimiento a la calle de Preciados esquina a Tetuán donde permanece en la actualidad.  El Corte Inglés, con los años abrió varias sucursales en Madrid y en distintas ciudades españolas. Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea. Ediciones La Librería. ___ edición. ___ €. http://www

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier calleje

Origen del nombre de Moncloa

El distrito de Moncloa debe su nombre a los condes de Monclova (con v) ‑título que ostentan actualmente los duques del Infantado-, dueños de gran parte de los terrenos donde hoy se asienta el distrito.  Los condes residían en el antiguo palacete de la Moncloa el cual pasó a distintos propietarios y fue destruido durante la Guerra Civil, por ser toda esta frente de batalla.  El actual palacio de la Moncloa, mucho menor en tamaño, se construyó imitando el estilo antiguo del primitivo.  Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte Isabel Gea. Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€. http://www.edicioneslalibreria.es/