Ir al contenido principal

Soy el farolero de la Puerta del Sol...





Buenos días desde mi Madrid del alma :)

Tenemos cielos con calima, 15,7º, 68% de humedad y viento del Noroeste de 3 km/h, según la Aemet a las 12 del mediodía.

La Luna, que fue llena el sábado, comienza ahora su lento recorte y en fase incipiente menguante saldrá a las 21,08 horas y desaparecerá a las 10,54 horas de mañana. El ocaso del Sol será a las 19,29 horas.

Hoy, festividad de los santos Aquilino, Modesto, Celina, Úrsula, Viator e Hilarión (el de la Verbena de la Paloma) felicitamos a todos los que así se llamen.

Vamos con el resumen de prensa de hoy con una canción infantil:

«Soy el farolero de la Puerta del Sol
subo la escalera y enciendo el farol.
A la medianoche me puse a contar
y todas la cuentas me salieron mal.
Dos y dos son cuatro, cuatro y dos son seis
seis y dos son ocho, y ocho dieciséis».

Pues anda que si ahora los faroleros tienen que contar las farolas... Según leo en El Mundo en Orbyt, son 230.000 las que hay y 500 trabajadores se encargan de ellas junto con los 2.800 semáforos y las 566 fuente ornamentales.

Nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa de Madrid, doña Ana Botella, está preparando el borrador del concurso para adjudicar las instalaciones y el suministro de energía en las vías públicas: alumbrado, semáforos, fuentes ornamentales y galerías.

Y como ofrece un presupuesto máximo de 97,8 millones de euros anuales durante ocho años y prorrogables a 10, ya sabemos lo que va a pasar, visto lo visto con la limpieza de las calles: reducción de personal en primera instancia y, después, bombilla que se funda, bombilla que no se repondrá porque la condición para las empresas adjudicatarias es que asuman el coste de la luz.

Los 500 faroleros, semaforeros y fontaneros son ahora los que ven peligrar sus puestos de trabajo.

Y suma y sigue...

Al final, volveremos a los tiempos de Felipe II, cuando se obligaba a los madrileños a encender la farolita de su casa sobre el portal. Y si no, al tiempo. Y no digo más porque como me lea Ana Botella o su amplísimo equipo de asesores recoge la idea fijo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

El Corte Inglés era inicialmente una tienda dedicada a la sastrería de ropa para niños. En ella se “cortaba” telas para la confección de la ropa.  Esta tienda abrió sus puertas en 1890 en la calle de Preciados esquina a Rompelanzas y Carmen. En 1934, Juan Gordo Centenera, su propietario, se la vendió a Ramón Areces por 150.000 pesetas.  Areces, que había emigrado a los quince años a La Habana (Cuba), cogió la idea de un gran almacén –tal como lo entendemos en la actualidad- de los almacenes El Encanto, de dicha ciudad, donde trabajó como aprendiz junto a su tío César Rodríguez.  Una vez en Madrid, comenzó con siete empleados en 1934 y, en 1940, trasladó el establecimiento a la calle de Preciados esquina a Tetuán donde permanece en la actualidad.  El Corte Inglés, con los años abrió varias sucursales en Madrid y en distintas ciudades españolas. Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea. Ediciones La Librería. ___ edición. ___ €. http://www

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier calleje

Origen del nombre de Moncloa

El distrito de Moncloa debe su nombre a los condes de Monclova (con v) ‑título que ostentan actualmente los duques del Infantado-, dueños de gran parte de los terrenos donde hoy se asienta el distrito.  Los condes residían en el antiguo palacete de la Moncloa el cual pasó a distintos propietarios y fue destruido durante la Guerra Civil, por ser toda esta frente de batalla.  El actual palacio de la Moncloa, mucho menor en tamaño, se construyó imitando el estilo antiguo del primitivo.  Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte Isabel Gea. Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€. http://www.edicioneslalibreria.es/