Ir al contenido principal

Mercadona no quiere mendigos en sus puertas





Y acabamos con este extenso resumen de prensa con una noticia que me ha sorprendido: según Mercadona, no quiere mendigos organizados a las puertas de sus comercios porque dan muy mala imagen.

Pues yo conozco a dos primos nigerianos que se colocan en la puerta del Supercor de mi calle, Uyi y Collins, y que yo sepa, no están organizados, en todo caso sí entre ellos que se reparten la semana en días alternos. Con ellos hablo de vez en cuando y, uno de ellos, cada vez que le damos una limosna, siempre nos dice en inglés “que Dios os bendiga a vosotros ya vuestras familias” poniéndose una mano en a la altura del corazón.

El día que Uyi consiguió por fin los papeles en regla y su DNI que me lo enseñó todo orgulloso le planté dos besos en la cara para felicitarle, ante la mirada atónita de las señoras que salían en ese momento. Estaba súperfeliz de ser ya un inmigrante legal en Madrid. Y por cierto, tiene un hijo de 10 meses al que él y su mujer le han puesto el castizo nombre de Manolo.

Y Uyi, al que le pido de vez en cuando que me ayude a cargar las bolsas de la compra hasta el portal de mi casa, se ha ganado ya la confianza de las señoras mayores del barrio y ya le piden igualmente que les lleve las pesadas bolsas hasta el portal, con lo que de alguna manera, se siente un poco útil y no se limita a pedir limosna.

Que hay mendicidad organizada todos lo sabemos, sobre todo las mafias que explotan a los tullidos. Pero me cuesta creer que los nigerianos a las puertas de los comercios vendiendo La Farola, estén explotados también por mafias organizadas.

Feliz miércoles, mitad de semana para tod@s :)

Comentarios

  1. Los muchachos nigerianos son fenomenales, educados, amables, afectuosos, agradecidos, serviciales, atentos............. siempre correctos y arreglados.

    ResponderEliminar
  2. los muchachos nigerianos son fenomenales, educados, amables, afectuosos, agradecidos, serviciales, atentos..... siempre correctos y arreglados

    ResponderEliminar
  3. Y siempre con una sonrisa en la boca y agradecidos a más no poder. Yo a los dos que se ponen a la puerta del súper les saludo por su nombre y chapurreo inglés con ellos, les pregunto cómo están y cosas así.

    ResponderEliminar
  4. Mercadona SI tolera la mendicidad

    http://blogdeviladecans.blogspot.com.es/2012/10/mercadona-viladecans-tolera-la.html?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el enlace, jlg. Muy interesante lo que cuentas en él.

      Saludos madrileños.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

El Corte Inglés era inicialmente una tienda dedicada a la sastrería de ropa para niños. En ella se “cortaba” telas para la confección de la ropa.  Esta tienda abrió sus puertas en 1890 en la calle de Preciados esquina a Rompelanzas y Carmen. En 1934, Juan Gordo Centenera, su propietario, se la vendió a Ramón Areces por 150.000 pesetas.  Areces, que había emigrado a los quince años a La Habana (Cuba), cogió la idea de un gran almacén –tal como lo entendemos en la actualidad- de los almacenes El Encanto, de dicha ciudad, donde trabajó como aprendiz junto a su tío César Rodríguez.  Una vez en Madrid, comenzó con siete empleados en 1934 y, en 1940, trasladó el establecimiento a la calle de Preciados esquina a Tetuán donde permanece en la actualidad.  El Corte Inglés, con los años abrió varias sucursales en Madrid y en distintas ciudades españolas. Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea. Ediciones La Librería. ___ edición. ___ €. http://www

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier calleje

ASILO DE SANTA CRISTINA XXIII