Ir al contenido principal

El león castrado





Buenas y tormentosas mañanas desde mi Madrid del alma :)

Rondamos los 17,3º de temperatura, la humedad relativa del aire está en un 83% y hay una pequeña brisa de 10 Km/h. Para el día de hoy la Aemet señala que hay un riesgo alto de tormentas, en torno al 80%, esta mañana era del 100%. A propósito de las tormentas, el refranero, que es muy sabio, tiene uno que dice “en julio gran tormenta, mucho espanta pero pronto escampa”. El termómetro marcará hoy hasta 23º

La puesta del Sol será a la misma hora que ayer: a las 21:49 hora. La Luna, lunita, lunera, cascabelera, anda ya por 27,06% de luminosidad.

El ABC de hoy comenta la noticia del león del Congreso de los Diputados, al que le faltan sus atributos masculinos a pesar de tener melena como los machos. Resulta que el Canal Historia se dio cuenta de esto hace dos años y se puso a investigarlo.

Y se creen tanto Canal Historia como el ABC que es un misterio de hace dos años, como si los madrileños no lo hubiéramos sabido mucho antes.

Allá por el mes de noviembre de 1985, sus señorías se percataron. La noticia la recogió el desaparecido periódico municipal Villa de Madrid, que salía dos veces al mes.

Aprovechando esta anécdota, la incluí en la segunda parte de mi libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid” (Ediciones La Librería):

«Nuestros señores diputados, elegidos democráticamente por el pueblo español, emplean su tiempo de muy diversas maneras. Cuando a finales de 1985, los leones que presiden la fachada del Congreso de los Diputados fueron bajados de sus pedestales y colocados en el interior del edificio para ser restaurados y limpiados, algunos de los parlamentarios, quizá para relajar las tensiones de la sesión, decidieron echar una ojeadita a los famosos animales dando vueltas a su alrededor. El que más y el que menos, debió observar con disimulo lo que había o no había entre las patas traseras de los animales. Y aquí comenzaron las cábalas sobre el sexo de los felinos, pues quedaron sorprendidos al ver que a uno de ellos le faltaban los atributos correspondientes al sexo masculino.
-«Serán león y leona»- comentaban unos.
-«Imposible»- contestó un diputado canario que por ser veterinario entendía de estas cosas. -«Las hembras no tienen melena».
Y los diputados seguían con sus cábalas.
-«Pues será que uno de ellos está castrado»- comentó un catalán.
Y el diputado canario y veterinario, seguía en sus trece.
-«No puede ser, se le habría caído la melena».
Al final, entre risas y demás comentarios, llegaron a la conclusión de que probablemente al escultor se le debió acabar el material, dejando uno de los leones sin terminar en un lugar que, pensó, se notaría menos.
Ponciano Ponzano realizó los leones con el material obtenido del bronce fundido de los cañones moros capturados por las tropas de O'Donnell y Prim en 1860. Realizados en la Maestranza de Sevilla por encargo de Isabel II, no contó Ponzano con las cábalas de los diputados de un siglo más tarde. A pesar de las dudas actuales, los leones fueron bautizados en su momento con los nombres de Daoiz y Velarde, héroes del Dos de mayo».

Como bien afirma Alberto Tellería, de Madrid,Patrimonio y Ciudadanía, en la noticia de hoy, «los leones son así». Y punto.

Tampoco hay que darle mayor importancia que la mera anécdota en las rutas turísticas para amenizar las explicaciones :)


¡Feliz jueves! Y, como siempre, gracias por leerme :)

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

El Corte Inglés era inicialmente una tienda dedicada a la sastrería de ropa para niños. En ella se “cortaba” telas para la confección de la ropa.  Esta tienda abrió sus puertas en 1890 en la calle de Preciados esquina a Rompelanzas y Carmen. En 1934, Juan Gordo Centenera, su propietario, se la vendió a Ramón Areces por 150.000 pesetas.  Areces, que había emigrado a los quince años a La Habana (Cuba), cogió la idea de un gran almacén –tal como lo entendemos en la actualidad- de los almacenes El Encanto, de dicha ciudad, donde trabajó como aprendiz junto a su tío César Rodríguez.  Una vez en Madrid, comenzó con siete empleados en 1934 y, en 1940, trasladó el establecimiento a la calle de Preciados esquina a Tetuán donde permanece en la actualidad.  El Corte Inglés, con los años abrió varias sucursales en Madrid y en distintas ciudades españolas. Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea. Ediciones La Librería. ___ edición. ___ €. http://www

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier calleje

Origen del nombre de Moncloa

El distrito de Moncloa debe su nombre a los condes de Monclova (con v) ‑título que ostentan actualmente los duques del Infantado-, dueños de gran parte de los terrenos donde hoy se asienta el distrito.  Los condes residían en el antiguo palacete de la Moncloa el cual pasó a distintos propietarios y fue destruido durante la Guerra Civil, por ser toda esta frente de batalla.  El actual palacio de la Moncloa, mucho menor en tamaño, se construyó imitando el estilo antiguo del primitivo.  Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte Isabel Gea. Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€. http://www.edicioneslalibreria.es/