Ir al contenido principal

Un ajuar funerario en los sótanos de la Academia de Bellas Artes





Buenos y nublados días desde nuestro Madrid del alma :)

Repasamos en primer lugar los datos meteorológicos que nos proporciona el Aemet la cual se actualiza cada dos horas: a las 11 de la mañana en el centro de la ciudad había 10,5º de temperatura, 10,3º en la Ciudad Universitaria y 10,5º en Barajas. Hay un ¡93 % de humedad! ¡y eso que Madrid no tiene playa! Y hay ligera brisilla del Suroeste de 4 km/h con rachas de hasta 12 km/h. Según la agencia estatal hoy tendremos sol y nubes que andarán jugando al escondite, ahora hay sol, ahora no y los termómetros rondarán los 19º.

El Sol, si las nubes permiten verlo, se ocultará a las 19.05 horas y la Luna, imparable en cuarto creciente, está al 88,17 % de visibilidad.

Empezamos Prensa y Libros con alegría y simpatía:

25 huesos humanos de varones de distintas edades procedentes del dolmen alavés de Aizkomendi descansaban el sueño eterno en una caja negra con filetes dorados. Dos siglos sin analizar los restos de unos 5.000 años, de la etapa de transición del Neolítico al Calcolítico.El ajuar fue hallado en 1831 «en el interior del dolmen de Eguilaz, hoy Aizkomendi, situado en la provincia de Álava, junto a la carretera que une Vitoria y Pamplona».

Los restos más antiguos de los vascos compuestos por cráneos, mandíbulas dentadas, molares, dientes, clavículas, húmeros, vértebras, escápulas, falanges... reposan en Madrid y fueron hallados por un grupo de licenciados en Prehistoria y Arqueología que realizan prácticas en la real academia mientras realizaban un inventario arqueológico.

Que Madrid tiene la mala costumbre de perder huesos ilustres es algo que se ha repetido a lo largo de los siglos. La búsqueda de los restos de Cervantes es una buena muestra de ello. A ver si hay suerte en la Casa de la Villa, que está patas arriba por obras de acondicionamiento, y aparecen los huesos del marino Jorge Juan. El general de Marina fue enterrado en la iglesia de San Martín (situada en la plaza del mismo nombre). Cuando José Bonaparte mandó derribarla, sus restos fueron trasladados al Ayuntamiento, recibiendo los honores de capitán general. Posteriormente se perdió su pista. Mesonero Romanos en su libro El antiguo Madrid, se temía que los restos «yazcan ignorados en algún rincón o sótano de la Casa Consistorial». Como contaba yo en la 2ª parte del libro Curiosidades y anécdotas de Madrid: hay dos cosas verdaderamente típicas de Madrid: el traslado o "baile" de estatuas y monumentos de un lugar a otro, y la pérdida de restos de personas ilustres.

Dos científicas del equipo de Juan Luis Arsuaga, del yacimiento de Atapuerca, han examinado los restos que se corresponden a unos varones homo sapiens presumiblemente de la época del Neolítico al Calcolítico.

La noticia es larga e interesantísima, con explicación detallada del dolmen funerario -incluida foto del mismo- y de su descubrimiento en el primer tercio del siglo XIX.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

El Corte Inglés era inicialmente una tienda dedicada a la sastrería de ropa para niños. En ella se “cortaba” telas para la confección de la ropa.  Esta tienda abrió sus puertas en 1890 en la calle de Preciados esquina a Rompelanzas y Carmen. En 1934, Juan Gordo Centenera, su propietario, se la vendió a Ramón Areces por 150.000 pesetas.  Areces, que había emigrado a los quince años a La Habana (Cuba), cogió la idea de un gran almacén –tal como lo entendemos en la actualidad- de los almacenes El Encanto, de dicha ciudad, donde trabajó como aprendiz junto a su tío César Rodríguez.  Una vez en Madrid, comenzó con siete empleados en 1934 y, en 1940, trasladó el establecimiento a la calle de Preciados esquina a Tetuán donde permanece en la actualidad.  El Corte Inglés, con los años abrió varias sucursales en Madrid y en distintas ciudades españolas. Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea. Ediciones La Librería. ___ edición. ___ €. http://www

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier calleje

Origen del nombre de Moncloa

El distrito de Moncloa debe su nombre a los condes de Monclova (con v) ‑título que ostentan actualmente los duques del Infantado-, dueños de gran parte de los terrenos donde hoy se asienta el distrito.  Los condes residían en el antiguo palacete de la Moncloa el cual pasó a distintos propietarios y fue destruido durante la Guerra Civil, por ser toda esta frente de batalla.  El actual palacio de la Moncloa, mucho menor en tamaño, se construyó imitando el estilo antiguo del primitivo.  Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte Isabel Gea. Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€. http://www.edicioneslalibreria.es/