miércoles, 6 de agosto de 2014

El Tribunal de Cuentas advierte de la precariedad económica de la Casa Sefarad





Corren malos tiempos y la Casa Sefarad no se libra tampoco de la crisis. La entidad encargada del fomento de las relaciones entre España y la comunidad judía, tiene serias dificultades para sobrevivir, así lo refleja un informe llevado a cabo por el Tribunal de Cuentas relativo a los años 2011 y 2012. El motivo es la drástica reducción de financiación por parte de los miembros participantes del Centro (Ministerio de Asuntos Exteriores, Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y Comunidad y Ayuntamiento de Madrid) a la que se suma, la escasa o nula aportación privada.

La Casa Sefarad nació en 2006 y el Ayuntamiento cedió, por 30 años, el conocido Palacio de Cañete, situado en la calle Mayor.

Desde aquí deseamos a la Casa Sefarad Mazal Tov (buena suerte) y que pueda salir adelante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario