Ir al contenido principal

EL CABALLERO DE GRACIA


Otro caballero, con  nombre y apellidos y mucho más famoso que el anterior forma parte de la historia de Madrid. 

Me refiero al llamado Caballero de Gracia, que ha dado nombre a una calle, a un oratorio y a un convento (ya desaparecido). 

Del origen del sobrenombre de Gracia existen dos versiones muy diferentes. 

Fernández de los Ríos explica en su Guía de Madrid que el nombre procede de Jacobo de Grattis, quien, al parecer, intentó envenenar a una dama con un narcótico que debía administrarle su doncella por orden suya, pero en la Red de San Luis, no se sabe por qué motivo, de pronto, se arrepintió y se metió a sacerdote, y además fundó una congregación, la del Santísimo Sacramento, situada en la calle que recibe el nombre del Caballero de Gracia.

La segunda versión dice que el caballero tomó el sobrenombre de Gracia por un suceso considerado como milagroso. 

Se cuenta, que su madre, años antes de nacer él, fue dada por muerta y cuando iba a ser enterrada recobró de pronto la vida, asustando a todos los presentes, muchos de los cuales huyeron corriendo. 

Este hecho fue interpretado por las gentes de entonces como una "gracia" especial para quien fuera a nacer posteriormente. 

Curiosamente, el caballero que obtuvo esa "gracia" al nacer, vivió nada menos que hasta los ciento dos años.

Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 10ª edición. 6,50€.
http://www.edicioneslalibreria.es/

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué Madrid se llama así?