Ir al contenido principal

Vista inédita de la Torre de los Lujanes





¡Qué frío hace! Es el comentario generalizado de ayer y hoy. Ya lo dice un refrán: en diciembre no hay valiente que no tiemble y otro que es muy explícito: en diciembre diente con diente.

 Según la Aemet, a las 11 de la mañana teníamos en el centro de Madrid 2,7º (según mi gadget 4). Hay un 61 % de humedad (escasa para narices resecas) y vientecillo del oeste de 4 km/h con rachas que pueden alcanzar los 10 km/h. A lo largo de las horas centrales del día el termómetro, al solecito, marcará unos 10 grados como máximo y de madrugada, bajara por debajo de los 0 grados.

El ocaso del Sol será a las 17:56 horas (ya solo quedan 4 minutos para que lo haga a las seis de la tarde), y la Luna, en cuarto creciente, está al 73,51 % de luminosidad.

Esto es Prensa y Libros con alegría y simpatía y arrancamos ya el último resumen de prensa del año con las siguientes noticias:

Cuenta Sara Medialdea en el ABC que la Torre de los Lujanes la compró «el señor de Luján en un viaje en que vino a la ciudad, en el siglo XV, acompañando a la infanta de Aragón, que venía a casarse con Juan de Castilla». Y sigue contando que la torre tuvo sus momentos de esplendor y otros que casi supuso su derribo por su mal estado. A finales del siglo XIX a punto estuvo de desaparecer para construir en su solar un edificio nuevo pero el marqués de la Vega Armijo se opuso rotundamente. El hecho de que en ella estuviese instalada desde 1866 la Real Academia de Ciencia Morales y Políticas le salvó de la piqueta.

Gabriel Ruiz Cabrero ha llevado a cabo la restauración de la Torre de los Lujanes devolviéndole su antiguo esplendor, se han retranqueado las ventanas recuperando así el sentido de la torre, se han eliminado cables y bajantes que afeaban las fachadas...

Y de paso, la noticia incluye una vista de la Torre de los Lujanes desde los tejados de la Casa de la Villa ¡chulísima!


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

El Corte Inglés era inicialmente una tienda dedicada a la sastrería de ropa para niños. En ella se “cortaba” telas para la confección de la ropa.  Esta tienda abrió sus puertas en 1890 en la calle de Preciados esquina a Rompelanzas y Carmen. En 1934, Juan Gordo Centenera, su propietario, se la vendió a Ramón Areces por 150.000 pesetas.  Areces, que había emigrado a los quince años a La Habana (Cuba), cogió la idea de un gran almacén –tal como lo entendemos en la actualidad- de los almacenes El Encanto, de dicha ciudad, donde trabajó como aprendiz junto a su tío César Rodríguez.  Una vez en Madrid, comenzó con siete empleados en 1934 y, en 1940, trasladó el establecimiento a la calle de Preciados esquina a Tetuán donde permanece en la actualidad.  El Corte Inglés, con los años abrió varias sucursales en Madrid y en distintas ciudades españolas. Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea. Ediciones La Librería. ___ edición. ___ €. http://www

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier calleje

Origen del nombre de Moncloa

El distrito de Moncloa debe su nombre a los condes de Monclova (con v) ‑título que ostentan actualmente los duques del Infantado-, dueños de gran parte de los terrenos donde hoy se asienta el distrito.  Los condes residían en el antiguo palacete de la Moncloa el cual pasó a distintos propietarios y fue destruido durante la Guerra Civil, por ser toda esta frente de batalla.  El actual palacio de la Moncloa, mucho menor en tamaño, se construyó imitando el estilo antiguo del primitivo.  Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte Isabel Gea. Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€. http://www.edicioneslalibreria.es/