Ir al contenido principal

Posibles restos arqueológicos en los Jardines de Sabatini




Buenos y nublados días desde nuestro Madrid del alma :)

En el centro de la ciudad tenemos 11,8º de temperatura, 73 % de humedad (buena para las narices resecas) y ausencia de vientos. Según los datos de la Aemet, para hoy se espera más de lo mismo, sol y nubes y un 5 % escaso de riesgo de que caigan algunas gotas. La temperatura no pasará de los 12º.

El ocaso del sol será a las 17:57 horas y la luna, cada vez más menguante, anda por el 20,71 % de visibilidad.

Esto es Prensa y Libros con alegría y simpatía, y empezamos con una noticia importante para los amantes de las piedras, que somos unos cuantos:

El pasado mes de junio, un informe elaborado durante Los veranos de la Villa, detectó “riesgo de hundimientos” en los Jardines de Sabatini. En él se señalaba que “hipotéticamente”, “unos viajes de agua no controlados” serían los causantes de los hundimientos.

Así que el Ayuntamiento, se ha puesto manos a la obra y ha destinado un millón de euros para realizar un estudio geotécnico del suelo de estos jardines y solventar los hundimientos, sobre todo un socavón que tiene una profundidad de entre uno y dos metros. Este estudio no descarta la posibilidad de encontrar restos de las antiguas caballerizas reales aquí situadas y derribadas en 1932.

Aunque la noticia no da más detalles, hay que recordar el enorme socavón que aparece en el plano de Texeira, en la zona de los actuales Jardines de Sabatini. Echando mano de la “Guía del plano de Texeira (1656), página 141 y por mí escrita: «En 1634, Las aguas excedentes del convento de la Encarnación y de su huerta así como de las fuentes de los Caños del Peral bajaban por las barranqueras que había bajo la plaza de la Priora, por este motivo, en 1592, Felipe II mandó construir una alcantarilla bajo la plaza para verter las aguas en el arroyo de Leganitos, cerca del puente (sustituido en el plano por el llamado Puente del Parque). En el citado año de 1634 la alcantarilla se atascó y reventó, lo que provocó un inmenso socavón. Parte de la plaza de la Priora se hundió a consecuencia del corrimiento de tierras. En 1638 finalizaron las obras de restauración de la plaza permaneciendo el socavón —de difícil solución— que aún figura en el plano, a pesar de haber transcurrido dieciocho años.

Dicho queda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

El Corte Inglés era inicialmente una tienda dedicada a la sastrería de ropa para niños. En ella se “cortaba” telas para la confección de la ropa.  Esta tienda abrió sus puertas en 1890 en la calle de Preciados esquina a Rompelanzas y Carmen. En 1934, Juan Gordo Centenera, su propietario, se la vendió a Ramón Areces por 150.000 pesetas.  Areces, que había emigrado a los quince años a La Habana (Cuba), cogió la idea de un gran almacén –tal como lo entendemos en la actualidad- de los almacenes El Encanto, de dicha ciudad, donde trabajó como aprendiz junto a su tío César Rodríguez.  Una vez en Madrid, comenzó con siete empleados en 1934 y, en 1940, trasladó el establecimiento a la calle de Preciados esquina a Tetuán donde permanece en la actualidad.  El Corte Inglés, con los años abrió varias sucursales en Madrid y en distintas ciudades españolas. Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea. Ediciones La Librería. ___ edición. ___ €. http://www

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier calleje

Origen del nombre de Moncloa

El distrito de Moncloa debe su nombre a los condes de Monclova (con v) ‑título que ostentan actualmente los duques del Infantado-, dueños de gran parte de los terrenos donde hoy se asienta el distrito.  Los condes residían en el antiguo palacete de la Moncloa el cual pasó a distintos propietarios y fue destruido durante la Guerra Civil, por ser toda esta frente de batalla.  El actual palacio de la Moncloa, mucho menor en tamaño, se construyó imitando el estilo antiguo del primitivo.  Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte Isabel Gea. Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€. http://www.edicioneslalibreria.es/