Ir al contenido principal

Un “lifting” para AZCA



Entre 2014 y 2016 se llevará a cabo la reforma del AZCA con el fin de revitalizarlo. El Ayuntamiento ha diseñado un “lifting” completo que incluye, entre otras cosas, la declaración de Zona de Protección Acústica, la cual afectará a los locales de ocio que existen en los subterráneos. Además, se pretende hacer más seguros los túneles que, en la actualidad, se hallan muy degradados. Todo se financiará con dinero privado de las empresas sitas en el complejo.

Nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa ha tenido, además, una “brillante” idea: la instalación de pantallas gigantes en las fachadas de los rascacielos que ofrecerán, sin sonido, información cultural y económica.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/06/26/madrid/1403804942_889967.html

Desde este blog, se recomienda hacer un dosier completo de las cuatro fachadas de cada torre antes de que queden parcialmente cubiertos por las pantallas gigantes.

Los madrileños nos quejábamos de que la fachada del Palacio de la Música no se podía admirar por hallarse cubierto con los carteles del cine que, una vez cerrado, dejaron a la vista el edificio construido por Secundino Zuazo.

Ahora va a pasar algo parecido con las torres del AZCA, las pantallas no dejará ver los rascacielos en su totalidad.

¡Feliz san Viernes! :)

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII