Ir al contenido principal

Edificio derribado en la Ronda de Segovia





En la esquina de la Ronda de Segovia con la calle de Algeciras se está derribando un edificio de viviendas. Hoy, al pasar por ahí, lo he visto. Llevaba ya días vallado y pensé que iban a restaurarlo o pintarlo. Pero no, se ve que estaba expropiado para su derribo. En el local estaba el Bar El Peñón.



Como no le hice foto a este edificio porque no se me ocurrió que iba a desaparecer, lo podemos ver en el Streetview.

Otro edificio más para engrosar el Madrid desaparecido.

Comentarios

  1. Hala!... y venga especular con el suelo y con todo. Más que "Madrid desaparecido" yo diría "Madrid de vergüenza". Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Increíble pero cierto. No hay manera de parar esta manía destructiva. A este paso nos quedamos sin ningún edificio antiguo de Madrid. ¿Donde está la sensibilidad de los politicos que permiten esto?. Algún día Isabel te conoceré y hablaremos de todo este asunto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Eduardo y Carlos por vuestros comentarios.

    El caso es que el edificio, por fuera estaba muy bien conservado, de hecho, paso por ahí con mucha frecuencia y no estaba ni descuidado ni con desconchones en el enfoscado, el Bar El Peñón estaba siempre abierto, aunque sí es cierto que los otros dos locales, uno de prensa y una floristería llevaban muchos años cerrado. Pero nada hacía pensar que era susceptible de derribo. Esta mañana estaban trabajando dos obreros, a mano, en la foto se les ve en la esquina superior izquierda.

    Saludos madrileños y gracias por leerme :)

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII