martes, 7 de julio de 2015

Palacio de Parent & Schaken y Cía.





Continuamos con el paseo por el Madrid desaparecido: hoy nos detenemos en el bello palacete de Parent & Schaken y Cía. Pero primero situémonos en la zona. Al norte de la calle de Génova, entre las calles de Almagro, Marqués del Riscal y el paseo de la Castellana se extendía la conocida como huerta de Loinaz, la cual ocupaba veinte hectáreas.



Inicialmente fue conocida como la huerta de las Anorias, por el número de ellas que había. Era propiedad de Felipe II, quien mandó comprar estos terrenos para conducir el agua del arroyo de la Castellana hasta el Alcázar. Dada su dificultad, el rey vendió las tierras a Juan de Linares, su lacayo. A partir de entonces, la finca pasó por diferentes dueños.



Estaba formada por una casa que incluía noria y terreno de regadío y secano. En 1758, Martín de Loinaz, compró estas tierras fundando un mayorazgo y denominándose, desde entonces, huerta de Loinaz. Sus descendientes tuvieron que venderla a finales del siglo XVIII, perdiendo el carácter agrícola a favor del residencial. En 1842, fue adquirida por la chilena Dolores Quesada, esposa de Andrés Arango ‑promotor de Chamberí-, quien transformó la parte norte en una finca de recreo, denominada La Chilena, situada entre el paseo de la Castellana y las calles de Zurbarán, Marqués de Riscal y Fortuny. Fue una de las más famosas del paseo.

Arango, natural de La Habana, coronel de Ingenieros, ministro del Consejo Real y Senador del Reino, vendió en 1846, una parte de la huerta de Loinaz a José Manuel Collado y, el resto, fue comprado por la Sociedad Parisina Parent Schaken et Compagnie, en 1863. Esta parceló el terreno y lo vendió por lotes, construyendo, incluso, algunos palacetes destinados a la venta y quedándose con uno de ellos como sede de la compañía.

¡¡Próximamente en las librerías de Madrid!!

2 comentarios:

  1. Que desastre, tirar el palacete para hacer ese adefesio. Tendrías que dar el nombre del alcalde, el del concejal de urbanismo que lo permitieron y el año en que se perpetró el "edificidio".

    ResponderEliminar
  2. Tú sí que sabes Florentino.

    ResponderEliminar