sábado, 11 de julio de 2015

Fábrica de espumosos y gaseosas El Gallo





Cuando paso por la calle del Cardenal Cisneros y veo la tapia del solar donde estuvo emplazada la fábrica de espumosos y gaseosas El Gallo, siempre pienso lo mismo: qué lástima que se perdiera la cerámica del gallo, con sus vistosos colores. Quizá algún obrero, en el derribo, decidió salvarlo y llevárselo para adornar, sabe Dios qué casa o qué corral.


No hay comentarios:

Publicar un comentario