martes, 14 de julio de 2015

Algunas bofetadas visuales arquitectónicas: resultados finales de edificios parcialmente protegidos





Como señalaba el añorado profesor Montero Vallejo, el vaciado de los edificios supone despojarles de su historia y de su vínculo con los madrileños. Si ya de por sí, es un mal muy extendido, peor es, en algunos casos, sus consecuencias: el “recrecido” o añadido de plantas en altura con estilos rompedores que no tienen en cuenta el edificio original aunque, como en todo, hay alguna que otra excepción.













   

No hay comentarios:

Publicar un comentario