martes, 2 de junio de 2015

San Hermenegildo.



Entre las calles de San Bernardo y Amaniel.  

 Esta calle tuvo que ser cerrada en 1634 porque lindaba con la tapia de la villa, entre la puerta de Fuencarral y el portillo del Conde Duque, lo que facilitaba el fraude de los impuestos de Hacienda que había que pagar al pasar por las citadas puertas. 

Como en la fachada del clérigo Juan Díaz Mariño había una pintura que representaba a San Hermenegildo, la calle tomó el nombre del príncipe de los visigodos y mártir que, debido a su fe cristiana, fue decapitado por orden de su padre Leovigildo en el año 586. 

Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario