martes, 22 de septiembre de 2015

Santa Ana.



Entre las calles de la Ruda y del Bastero. 

Según una tradición, en la llamada posesión de los Herrera, situada en este lugar, había una imagen de Santa Ana, que luego fue trasladada a la iglesia de Santa María y de la que tomó el nombre la calle. 

Otra tradición cuenta que esta zona era un descampado habitado por gitanos, quienes tenían una imagen de esta santa en una hornacina, de la cual eran muy devotos y celebraban sus romería con bailes. 

Cuando se urbanizó la calle quedó con este nombre de la madre de la Virgen y la imagen fue trasladada como se ha dicho a la citada iglesia de Santa María. 

En el número 9 de esta calle estuvo, hasta 1851 en que fue derribada, la casa más pequeña de Madrid, la conocida por la "casa de las cinco tejas" porque tan sólo cinco tejas coronaban su fachada.

Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario