viernes, 11 de septiembre de 2015

San Vicente, Cuesta y Glorieta.



Entre la plaza de España y la glorieta de San Vicente, y entre la cuesta de San Vicente, los paseos de la Florida y Virgen del Puerto y el acceso a la M-30, respectivamente. 

En el siglo XVII se llamaba camino del Río porque por aquí se bajaba al Manzanares. Luego se llamó camino que sube al Palacio Nuevo, por conducir al Palacio Real y más tarde, Prado Nuevo, para diferenciarlo del Prado Viejo, actual paseo del Prado. En 1835 recibió el nombre de paseo (hoy cuesta) de San Vicente porque bajaba hasta la antigua puerta de San Vicente, situada en la glorieta de igual denominación. 

Fue construida por Sabatini sustituyendo a un primer portillo derribado en 1770 y recibió el nombre por una imagen de San Vicente Ferrer situada sobre el arco central. La puerta de San Vicente fue demolida en 1890 y mientras unos creen que sus restos fueron convertidos en adoquines, otros piensan que podrían estar en algún depósito municipal como el de la Casa de Campo. Tras una búsqueda infructuosa de dichos restos, en 1995 se construyó una réplica de la puerta que fue girada 180 grados. 

La cara que antes miraba al Palacio Real hoy lo hace hacia la avenida de Valladolid y viceversa.

Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada