miércoles, 6 de julio de 2016

Los arquitectos religiosos

 

   El santanderino carmelita fray Alberto de la Madrid de Dios (1575-1635) está considerado el introductor de las primeras formas barrocas de Castilla, realizo la fachada del convento de la Encarnación, atribuida, hasta hace poco, a Juan Gómez de Mora.
   Fray Lorenzo de San Nicolás (Madrid, 1593-1679), era hijo del arquitecto Juan Martin (luego fray Juan de Nuestra Señora de la O). A los 16 años, por deseo de su padre, ingresó en la orden de los agustinos al tiempo que estudiaba arquitectura con un maestro de obras. Escribió el tratado titulado Arte y uso de la Arquitectura, manual de referencia para arquitectos eclesiásticos. Entre sus obras madrileñas, se cuentan la cúpula de la iglesia de San Martín, la Iglesia de San Placido y la reconstrucción de la iglesia de los Jerónimos.
   El hermano Francisco Bautista (1594-1679) llego de su Murcia natal con dieciséis años para ingresar como novicio en la Compañía de Jesús donde estudio teología y arquitectura y se hizo cargo de las obras del Colegio Imperial. De él también son El noviciado, el convento de San Basilio, la capilla de los Dolores de la Venerable Orden Tercer y la Basílica de San Francisco el Grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario