Ir al contenido principal

Los arquitectos religiosos

 

   El santanderino carmelita fray Alberto de la Madrid de Dios (1575-1635) está considerado el introductor de las primeras formas barrocas de Castilla, realizo la fachada del convento de la Encarnación, atribuida, hasta hace poco, a Juan Gómez de Mora.
   Fray Lorenzo de San Nicolás (Madrid, 1593-1679), era hijo del arquitecto Juan Martin (luego fray Juan de Nuestra Señora de la O). A los 16 años, por deseo de su padre, ingresó en la orden de los agustinos al tiempo que estudiaba arquitectura con un maestro de obras. Escribió el tratado titulado Arte y uso de la Arquitectura, manual de referencia para arquitectos eclesiásticos. Entre sus obras madrileñas, se cuentan la cúpula de la iglesia de San Martín, la Iglesia de San Placido y la reconstrucción de la iglesia de los Jerónimos.
   El hermano Francisco Bautista (1594-1679) llego de su Murcia natal con dieciséis años para ingresar como novicio en la Compañía de Jesús donde estudio teología y arquitectura y se hizo cargo de las obras del Colegio Imperial. De él también son El noviciado, el convento de San Basilio, la capilla de los Dolores de la Venerable Orden Tercer y la Basílica de San Francisco el Grande

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII