lunes, 11 de mayo de 2015

San Bernardo.



Entre la plaza de Santo Domingo y la glorieta de Quevedo. 

Antiguamente se llamaba calle de los Convalecientes de San Bernardo, por el hospital de Convalecientes que fundó fray Bernardino de Obregón, situado en esta calle semiesquina a la Gran Vía y que fue sustituido más tarde por el convento de San Bernardo. 

Posteriormente, la calle se llamó Ancha de San Bernardo, la popular calle "Ancha", para diferenciarla de la Angosta de San Bernardo (hoy Aduana), perdiendo el adjetivo de "ancha" en 1865, denominándose desde entonces San Bernardo, tal como la conocemos hoy.

Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario