Ir al contenido principal

MADRID, CIUDADANÍA Y PATRIMONIO I


Informe histórico sobre la plaza de España


Anoche me leí, de un tirón, el magnífico y extensísimo informe de 175 páginas que ha hecho Alberto Tellería, miembro de Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, y, como era de esperar, me ha encantado. Este hombre, tan vehemente él en sus explicaciones cara a cara defendiendo nuestro patrimonio, no defrauda nunca en sus informes que son completos a más no poder en cuanto a datos e ilustraciones.



Tengo imprimidos y encuadernados todos los informes que hace MCyP porque me los leo en la cama, despacito, disfrutándolos. ¡Me vais a arruinar con tanto paquete de folios y cartuchos de tinta que gasto en ellos, pero no me importa, merecen la pena :)!



La remodelación de la plaza de España supondrá salvar ¡¡¡solo tres árboles!!! de todo el arbolado que existe en la actualidad; indultados como si de ninots se trataran. 555 árboles con edades comprendidas entre los 45 y los 100 años, de los cuales, se han escogido -¿con qué criterio?- un olmo, un arce y un álamo blanco que servirán, digo yo, de recuerdo de lo que fue la plaza antes de su drástico cambio. Y el monumento a Cervantes con Don Quijote y Sancho, a saber dónde irá a parar.



Y así, Madrid ganará una hermosa plaza-solar de granito, al estilo de las que hizo en su día  Gallardón, en la que no se podrá estar en verano porque los tres arboles indultados, si es que sobreviven a las obras,  apenas darán sombra una mínima sombra.



¿Es esto lo que los madrileños queremos que hagan con la plaza de España?



El informe se puede descargar en:






Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII