sábado, 3 de enero de 2015

Situación del tercer túnel de la risa






Hace unos días comentábamos que están paralizadas las obras del tercer túnel de la risa, el que unirá Atocha con Chamartín para las líneas del AVE. Nuestro “gato de la Villa”, Juan Pedro Esteve, autor de varios libros sobre ferrocarriles y muy entendido en la materia, me envió un mail explicándome con todo detalle la situación. Me dio permiso para publicarlo si yo quería, y así lo hago, para que todos sepáis qué pasa con ese túnel:

«Lo que es el túnel está totalmente excavado, y con las vías puestas -pero sin electrificación- desde Chamartín hasta cerca de la boca Sur, que está junto al nuevo puente que han hecho sobre la calle Comercio. Va por Serrano y Alfonso XII y entra en Atocha bajo el Botánico y el bar El Brillante.

 El problema viene de que para que ese túnel sea útil, hay que conectarlo a las vías de ancho europeo (1 metro y 435 milímetros) que salen de Madrid hacia Andalucía y Valencia. Cuando casi todos los ferrocarriles de España eran de vía ancha (1 metro y 668 milímetros) una operación de este tipo no habría sido muy problemática, pues en la misma Atocha se habría puesto un empalme y ya está, pero para hacerlo ahora se tendrían que cruzar al mismo nivel vías de ambos anchos, el tradicional de España y el standard. Para colmo, las vías antiguas (por las que pasan los Cercanías cada muy pocos minutos) van electrificadas a 3000 voltios en corriente continua y las nuevas (como las del túnel) a 25000 en alterna.

Hacer un cruce a nivel entre ambos tipos de explotaciones es tecnicamente posible, pero traería más problemas que soluciones en un sitio por donde pasa casi todo el tráfico de trenes de la mitad sur de España, así que aparte del túnel hay que hacer una explanación para meter 2 vías más desde Atocha a Parla y a Torrejón de Velasco, en paralelo a las actuales. Esa explanación está hecha desde hace un par de años, como el puente de la calle Comercio, pero queda poner la vía y la electrificación.

Igual que hay otras obras de estos años que son absurdas y desproporcionadas, ese túnel sí va a ser útil el día que se abra, pues muchos trenes vienen del Sur a Madrid por vía europea, atraviesan Madrid por los túneles de ancho español (vía Sol o vía Recoletos) y vuelven a cambiar de ancho en Chamartín para salir hacia Valladolid y las provincias del norte. Con el túnel anulas esos dos cambios de ancho y puedes tener trenes directos Valladolid-Málaga, por ejemplo, o Segovia-Toledo, perdiendo muchos menos minutos.

Como curiosidad, al hacerse los nuevos aparcamientos subterráneos de la calle Serrano, ya se previó espacio para meter las salidas de emergencia del túnel del ferrocarril. »

Dicho queda.

¡Muchas gracias, Pedro!



No hay comentarios:

Publicar un comentario