viernes, 31 de enero de 2014

Madrid desde Callao II



Conde de Peñalver.



Entre las calles de Alcalá y Diego de León. 

El primer nombre que tuvo esta calle fue Torrijos, en recuerdo del liberal, Capitán General de Valencia y ministro de la Guerra José María de Torrijos (1791-1831). 

En 1831 fue fusilado por orden de Fernando VII. 

Desde 1941 está dedicada al alcalde de Madrid Nicolás Peñalver y Zamora (1853-1916), conde de Peñalver, a quien la ciudad le debe el inicio de las obras de la Gran Vía.


Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

Conde de Miranda, Calle y Plaza del.



Entre las plazas de San Miguel y del Conde de Miranda, y entre las calles del Conde de Miranda, Codo y Puñonrostro, respectivamente. 

La calle se llamó primero callejuela que va a la plaza de los Salvajes porque conducía al palacio del conde de Miranda, que era conocida por la "casa de los Salvajes" por las esculturas de piedra que adornaban los costados del balcón principal y que la gente denominaba salvajes. 

Por ello, la plaza también se llamaba popularmente de los "Salvajes", aunque sus verdaderos nombres fueron plaza del Corpus Christi y plazuela de la Carbonera, porque aquí se halla el convento del Corpus Christi, o de "las carboneras", como se le conoce popularmente, Y se llama así por un cuadro de la Virgen que fue encontrado en una carbonera y que se venera en la iglesia del mismo. 

Desde mediados del siglo pasado, la calle y la plaza reciben el nombre del Conde de Miranda, por el citado palacio de García de Cárdenas, conde de Miranda.


Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

jueves, 30 de enero de 2014

Piden que el Palacio de la Música sea declarado BIC





Buenas tardes desde mi Madrid del alma :)

Empezamos con una buena noticia, “Madrid, Patrimonio y Ciudadanía” ha pedido a la Comunidad de Madrid que el Palacio de la Música sea declarado Bien de Interés Cultural.

Esta asociación se teme lo peor, que el legado artístico se destruirá para transformar el edificio en una tienda de ropa de moda.

¡Bien por “Madrid, Patrimonio y Ciudadanía” que defiende, con muy pocos medios, nuestro patrimonio, el de todos los madrileños y que, tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento venden “por treinta monedas” con tal de conseguir dinero.