sábado, 8 de noviembre de 2014

Condenan al Ayuntamiento por multar a una comunidad de vecinos que alimentaba a los gatos callejeros





Muchos vecinos (y vecinas) de Madrid se encargan de alimentar a los gatos callejeros, que bastante tienen con no poder vivir cómodamente en casa con una familia que los quiera y mime. Además, en colaboración con las protectoras, aplican el método CES (capturar-esterilizar-soltar) para mantener reducida y controlada la población gatuna. Esto incluye la desparasitación y las vacunas correspondientes. Con lo que todos ganamos, las hembras esterilizadas no inundan las calles de nuevos retoños, y la colonia gatuna está sana y, lo que es mejor, donde hay gatos, no hay ratas.

Y lo sé por experiencia propia. Tengo una amiga que en colaboración con otras y las protectoras, da de comer a los gatos callejeros de mi barrio (no tenemos ratas) e, incluso, a la enorme colonia gatuna del Campo del Moro. Con el CES ha conseguido tener controlada la colonia gatuna de este histórico parque.

Hay ayuntamientos como el del Alcorcón o el de Barcelona que gestionan y fomentan el control de los gatos callejeros. Sin embargo, nuestro ayuntamiento hace todo lo contrario: sanciona a las personas que dan de comer a los felinos.

Por una vez se ha hecho justicia y el Ayuntamiento ha sido condenado a pagar las costas del proceso y devolver los 900 euros de la multa impuesta a una comunidad de vecinos por alimentar y esterilizar una colonia de gatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada