Ir al contenido principal

Se cae un pino piñonero detrás del Centro Comercial de Arturo Soria



Se ha caído de cuajo, tal como pone la noticia y la foto lo corrobora. «Expertos consultados por elmundo.es explican que por la forma en que ha caído podría deberse a un hongo que ataca a las raíces de esta especie, aunque para tener más pruebas habría que comprobar si las raíces se han quedado de color blanco».

Los expertos alertan de que este otoño e invierno las caídas de árboles y ramas se van a multiplicar «porque las lluvias, el viento y el frío propician las roturas en la madera».

Pues estamos bien, o nos compramos un buen casco que amortigüe los golpes, o vamos de cráneo, y nunca mejor dicho.

Y como las desgracias no vienen nunca solas, este otoño, un año más, no habrá campaña de la hoja, seguro, así que entre los patinazos con las hojas resbaladizas mojadas y las caídas de ramas y árboles, habrá largas colas en las consultas médicas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII