jueves, 9 de octubre de 2014

Madrid no está sucia, estadísticamente está cada vez más limpia





¡“Tócate lapera” que diría mi amiga y colaboradora Lules!

Según los controles de calidad del Ayuntamiento «Madrid está más aseada».

¿Y estos controles cómo se llevan a cabo?

300 funcionarios (auditores) realizan 11.000 chequeos al mes, tal como nos lo cuenta El Mundo: «para determinar la efectividad del paso de las escobas por las aceras, los técnicos municipales que realizan los controles tienen que contabilizar si los restos de basura que se encuentran tienen un tamaño «igual o superior a una moneda de euro e inferior a un paquete de tabaco», «igual o superior a un paquete de tabaco e inferior a un folio» o «mayor que un folio». Una vez filtrada la información de las muestras recogidas a través de una aplicación informática creada 'ad hoc' se obtiene el descuento a aplicar. Como máximo, el 'tajo' en el canon que reciben las empresas por no cubrir los estándares de calidad requeridos es del 20%».

A esto se le llama simplemente “barrer para casa”.

¡Menuda tomadura de pelo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario