martes, 9 de septiembre de 2014

Nunca hay que perder los nervios si el coche se cala no arranca...




... porque puede tener malas consecuencias. Y si no, que se lo digan a una conductora de 38 que tenía el coche en un aparcamiento en Las Tablas, en la calle de Isabel Colbrand. Como se le caló al arrancar, cuando por fin lo consiguió, estaba ya tan nerviosa que en vez de frenar aceleró con tal ímpetu que chocó con la pared, la atravesó haciéndole un boquete y cayó a la calle desde una altura de 5 metros (la segunda planta del parking) e impactando en dos coches entre los cuales quedó “aparcado” panza arriba.

La mujer, mucho más nerviosa, salió del coche por sí misma y fue traslada a La Paz por una crisis de ansiedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario