lunes, 8 de septiembre de 2014

Los madrileños reciclamos mal


El 72,9% de la basura no se recicla y termina en uno de los cuatro vertederos con que cuenta Madrid: Valdemingómez, Pinto, Colmenar Viejo o Alcalá de Henares. Resulta que la mezcla de material orgánico con el resto de basura no reciclable se descompone en gas metano y, por consiguiente, aumenta el efecto invernadero.

Y la culpa no la tenemos los madrileños, en Madrid no existe un cubo aparte, el de los restos orgánicos, como sí existen en el País Vasco y en Cataluña. ¡Acabáramos! Si contáramos con ese otro cubo...

Recuerdo cuando mi marido y yo vivíamos en un apartamento de 29 metros cuadrados, con cocina americana y del cubo donde se tiraba todo, pasamos a dos cubos, el de plásticos y latas de aluminio. Si en aquella época nos hubiera tocado poner además el cubo de orgánico, casi ni podríamos entrar en la cocina. Ahora existen unos cubos mú apañados que imitan a los zapateros, de tres cajones, con lo que se ahorra espacio horizontal. Y es el que tenemos en casa, porque el tercer cubo es el del papel. Como tengamos que poner un cuarto cubo encima, para los restos orgánico, una, que mide metro y medio, va a necesitar un taburete para alcanzarlo.

En fin, que nos culpen a los madrileños de no reciclar bien. Hacemos los que podemos y ¡gratis! que nadie nos paga por reciclar, mientras que en las plantas de reciclaje sí les pagan por separar el contenido de las bolsas amarillas donde tiramos los envases y demás. Trabajamos gratis para que en dichas plantas lo tengan más fácil a la hora de separar cada envase a su correspondiente contenedor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario