Ir al contenido principal

Derecho de rectificación de MCyP


Madrid, Ciudadanía y Patrimonio me acaba de comunicar lo siguiente al hilo de la noticia de El Confidencial sobre el derribo de un edificio de Canalejas:

«El edificio derribado hasta en su fachada no es el del Credit Lyonnais sino otro mucho más nuevo y de menor importancia, el peor del conjunto, que aun así suponemos será “recompuesto” en su fachada, pues si es de valor Parcial, no puede perderla.

El del Credit Lyonnais es el de al lado, nº 8 de la calle Alcalá, que era de valor Integral antes de “ejecutarlo” con una rebaja a valor Parcial mediante una Modificación Puntual del Plan General contra la cual alegamos sin resultado alguno, y que ahora está recurrida ante la Justicia Contencioso-Administrativa por una empresa rival de OHL».


Aclarado queda.

¡Gracias a vosotros, MCyP, por vuestra siempre defensa de nuestro patrimonio!

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII