Ir al contenido principal

El Centro Cultural de los Ejércitos celebra su 100 cumpleaños





Buenos y semisoleados días desde mi Madrid del alma :)

El termómetro en el centro de Madrid señala 9 grados. Tenemos un 48% de humedad y viento de 17 km/h con rachas de hasta 48 km/h. Y es que estamos en “marzo ventoso”, así que no debe extrañarnos el ventarrón que tuvimos ayer. Como dice un refrán “en marzo la veleta, ni dos horas quieta”. La previsión para es hoy alternancia de cielo y nubes y temperatura máxima de 12º. A las 19,07 se pondrá el sol y, como la luna está en un escaso cuarto creciente, aún sigue invisible.

Si hacemos caso del calendario zaragozano para este mes de marzo, nos espera esto: «Continuará el tiempo borrascoso y variable, pero más templado. Abundarán los nublados despidiendo lluvias beneficiosas de manera considerable. Mediando, se establecen los vientos del N, destemplados, por lo cual volverá el temporal de invierno, áspero y seco, heladas dañinas, nubarrones de lluvia y tal vez nieve. Aumentará bastante la nubosidad. Finalizará con vientos So, borrascoso, trayendo nublados en abundancia. Temple fresco. En Canarias estable y soleado».

Y comenzamos ya el resumen de prensa de hoy 4 de marzo.

Madridiario ha recorrido el interior de este bello edificio esquinero de la Gran Vía, uno de los pocos que conserva una visera de cristal, de las conocidas como “mariposa”. Y contra lo que se pueda pensar, no pertenece al ejército, es una sociedad privada. De ahí que pueden entrar ciudadanos civiles. (Cuando yo era pequeña se le conocía como el Casino militar).

Este edificio suele acoger las conferencias que llevan a cabo algunos miembros del Instituto de Estudios Madrileños.

El artículo incluye una fotogalería del interior de este desconocido edificio.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII