sábado, 4 de enero de 2014

Carvajales.



Entre la calle de Ercilla y el paseo de la Esperanza. 

Los hermanos Carvajales, Pedro y Juan, fueron condenados a muerte por Fernando IV, acusados de matar a don Juan Alonso de Benavides cuando salía de palacio de ver al rey. 

Los Carvajales mantuvieron hasta el final su inocencia y cuando iban a ser arrojados por la peña de Martos, emplazaron al rey a que compareciese con ellos dentro de treinta días. 

Y al cumplirse el plazo, el 7 de septiembre de 1312, murió Fernando IV, a quien la historia denomina el Emplazado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario