Ir al contenido principal

Los fortines de Paredes de Buitrago o el “frente del agua” (especial para los amantes de la Guerra Civil)

Buenos y nublados días desde mi Madrid del alma,

Los datos de la Aemet, al mediodía, señalan que tenemos 13,8 de temperatura, 77% de humedad y viento flojo del Este de 6km/h.

El Sol, que cada día se pone dos minutos antes, hoy lo hará a las 19,42 horas. La Luna, en cuarto creciente, saldrá a la hora del café, a las 16,20 y se irá a dormir a las 2,16 de la madrugada.

Hoy celebran su santo los Eduardos, Jenaros, Faustos y Gerardos, a todos ellos, muchas felicidades.

Abrimos este resumen de prensa con una noticia que ayer se me olvidó incluir y que interesará a todos aquellos aficionados al tema de la Guerra Civil: En Paredes de Buitrago, entre la maleas, pinos y encinas, permanecían escondidos hasta 27 hitos fortificados. Como cuenta Rafael Fraguas en el artículo, han aparecido «desde nidos de ametralladoras, casamatas, pozos de tiradores, trincheras, refugios antiaéreos y de tropa, incluso un puesto de mando desde donde se impartían las órdenes de combate, acaban de aflorar a la superficie. Su hallazgo sobrevino gracias a testimonios orales de lugareños ancianos recogidos en una zona contigua al embalse de Puentes Viejas, entre las localidades norteñas de Buitrago, Mangirón y Paredes».

La Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid tiene previsto abrir esta “senda de los fortines” en las próximas semanas, con cartelas explicativas que seguro, hará las delicias de los apasionados a este tema, entre ellos, seguro, segurísimo, Jacinto :)

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/10/10/madrid/1381413281_187426.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII